Error involuntario y voto voluntario

No entiendo mucho cuál es el despelote con los cambios de dirección del SERVEL a muchos electores. Pero sí el sentido común me dice algunas cosas:

  1. Algún tontorrón se equivocó y mezcló datos cambiando las direcciones de unos por las de otros y viceversa.
  2. Ese error es perfectamente posible y por eso se trabaja con políticas de respaldo, previo a hacer intervenciones a las bases de datos. De manera que si un genio la caga se restablecen los respaldos y listo, todo como si nada.
  3. Evidentemente a nadie se le ocurrió hacer un respaldo.
  4. Claramente no hay un DBA (Data Base Administrator) calificado en la cadena de resguardo de los datos.
  5. El SERVEL culpa al Registro Civil y este al SERVEL, de un problema que sin importar el servicio, debería estar previsto y resguardado.
  6. Lo que digan ambos servicios no pasa de ser excusas baratas, inverosímiles y dignas de una tremenda patada en la raja a cada uno de los directores de cada servicio y a los informáticos que actuaron por acción u omisión en este error.

Aquí es cuando uno espera que aparezcan instituciones como el Consejo de Defensa del Estado, Contraloría General de la República y cuanto organismo parásito exista para defender a los electores.

Cierto es que el gobierno de excelencia no nos supo contar, pero fue un tema metodológico en la aplicación de un sistema de censo nuevo. Estos pelafustanes del SERVEL y del Registro Civil, teniendo los datos electorales correctos, la cagaron de todas las formas posibles y se las llevarán peladas.

La verdad, me siento un poco molesto…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.