La enfermedad de estar ocupado

El estar ocupado es un símbolo de estatus. No me gusta. Yo trato siempre de generar espacios en los que no esté ocupado. Ratos para mi y los míos. Ratos de no hacer nada y a la vez hacer lo importante, generar lazos.

Por mi actividad en ANTRA, recibo muchas consultas, correos y mensajes. Me tomo el tiempo de atenderlos todos, si alguien me llama por teléfono y me pregunta “¿estas ocupado, puedes hablar?”, siempre escuchará mi tradicional “dele no más”.

La cultura del falso ocupado y el creer que el estrés da estatus, me parece una pelotudez.

Ya no escribo más, estoy muy ocupado … manteniéndome desocupado, para mirarme los rincones del alma…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.